Prevalencia del consumo de drogas antes y durante el encarcelamiento en siete países europeos

Publicado el 13 de febrero de 2024 en Información GeneralArtículos Científicos

Este estudio ha analizado en consumo de drogas antes y durante el ingreso en prisión de siete países europeos entre los que se encuentra España. Aunque hay diferencias entre países según el tipo de sustancias que se consumen, por ejemplo, en España es muy prevalente el consumo de heroína (como ya nos contaba Álvaro en este episodio del podcast) mientras que en otros países vemos más prevalencia de anfetaminas, hay características comunes a los siete países.

Que en las prisiones se consume drogas no es ningún secreto a pesar de la opacidad tras sus muros. De hecho, el estudio que os traemos hoy nos afirma que no solo es algo que ocurre, sino que es más prevalente en población penitenciaria que en la población general en todos los países. Esto tiene varias razones, la primera, es que antes del ingreso en prisión ya hay antecedentes de consumo de drogas, lo que se relaciona con contextos marginales y malas experiencias en el pasado. Si hablamos, además, de mujeres, la prevalencia de consumo tanto dentro de prisión como antes del ingreso es mayor que en hombres debido a episodios repetidos de violencia y abuso sexual.

La segunda es que en todos los países un alto porcentaje de población penitenciaria (todavía más alto en las prisiones femeninas) está ahí por delitos relacionados con el tráfico y el consumo de drogas, bien para costearse el consumo personal, bien por tener una fuente de ingresos.

Además, el estudio nos habla de mayores problemas de salud mental entre esta población, por lo que estamos hablando de una población con necesidades muy específicas de salud, que pasan por la prevención, el tratamiento y la reducción de daños en el consumo de drogas, pero también por un mayor cuidado y seguimiento de los detonantes de problemas de salud mental.

Si nos vamos a las mujeres, estas necesidades son aún más acuciantes, además, los datos de las encuestas que nos dicen que, en general, los hombres tienen mayor prevalencia de consumo que ellas, puede invisibilizar que esto se revierte si hablamos de población penitenciaria y, por tanto, dejarlas en el olvido de las políticas de salud.

Bibliografía y documentos de interés