Maternidad e infancia en contextos de consumo de drogas: compatibilidades y contraposiciones

Publicado el 16 de enero de 2024 en Información GeneralArtículos Científicos

¿Es la abstinencia el único camino para ejercer la maternidad?

En realidad, la respuesta a esta pregunta da igual. Da igual en tanto que las opiniones y formas de posicionarnos respecto a los temas no son óbice para que sigan ocurriendo. Lo cierto, y esto es una realidad objetiva que difícilmente podríamos debatir, es que el consumo de drogas es realizado por amplios grupos de población desde que tenemos datos, de hecho, este es uno de los factores que hacen de ello un fenómeno tan complejo, dado que es transversal a extensos rangos de edad, al género, a las culturas y a las religiones.

Si damos esta premisa por buena, tenemos que reconocer que entre estos grupos se encuentran mujeres embarazadas y madres que son consumidoras de drogas, siendo en su espectro más completo y a riesgo de ser redundante, madres. Pocos elementos de nuestra cultura están tan estructurados y normativizados como es la maternidad, tengas descendencia o no, sabes perfectamente qué implica ser una buena madre. Por lo que este grupo es el que menos encaja en las estructuras normativas.

Pensar en la maternidad como una labor pura e idealizada ejerce una enorme presión sobre las mujeres consumidoras y, lo que es más importante, invisibiliza otras formas de maternar, donde la madre consume drogas y ello no supone un impedimento para la crianza.

De hecho, en nuestro podcast Respira, hablamos extensamente con Gemma Altell sobre las formas de pensar la maternidad y qué otras miradas podíamos incorporar para trabajar con perspectiva de género y de derechos de la infancia y la adolescencia, sin caer en la violencia institucional que lamentablemente, en estos casos siempre se ejerce por parte de las y los profesionales de los recursos donde trabajamos

Para esta realidad hay una única oportunidad, la abstinencia, pero este proyecto no es viable para todas, por lo que hoy os traemos un estudio que analiza las formas de intervención y las estrategias que se llevan a cabo dentro de los recursos de reducción de daños. A través de una metodología cualitativa, se analiza las formas de trabajar con las madres o embarazadas consumidoras, para orientar las propuestas de mejora y ofrecer a quien lo lea herramientas aplicables.

¡No os lo perdáis!

Bibliografía y documentos de interés